04 juny, 2008

Canción de Hielo y Fuego



Ilustraciones basadas en la saga de novelas fantásticas Canción de Hielo y Fuego, de George R. R Martin.
Hacía tiempo que varios colegas me recomendaban estos libros, pero no soy (o era) muy aficionado a la espada y brujería, dragones, elfos y esas cosas. Así que no hice mucho caso hasta que alguien se "dejó" el primer libro, Juego de Tronos, en casa. Durante los tres primeros capítulos no entendí una mierda, pero como eran muy cortos, fui leyendo, hasta que llegó el punto en que antes de tomar el primer café de la mañana retomaba la lectura donde la había dejado la noche anterior.
Las claves:
- Una narrativa vertiginosa, estructurada en capítulos cortos, cada uno narrado desde el punto de vista de una serie de personajes protagonistas, ofreciendo así múltiples enfoques sobre unos mismos hechos.
- Una crudeza y un realismo muy poco frecuentes en el género: violencia a puntapala , amor, conspiraciones dentro de conspiraciones, sexo explícito, amistad, intereses, y todas esas cosas que debe tener toda gran historia.
- Una cantidad increíble de personajes de lo mas variado con los que identificarse.
- Los "personajes buenos" acostumbran a perder, y los más despiadados suelen salirse con la suya (bueno, esta parte igual no es tan fantasiosa).
- No hay jodidos elfos.

Así que animaos, leeros los 4 libros publicados, y si no os gusta, pensad que el rato que habéis invertido en ello por lo menos no lo habéis malgastado pensando en las chorradas y absurdidades de este mundo postmoderno en el que nos toca vivir.

Bueno, a lo que iba. La primera ilustración representa a Tyrion Lannister, hijo de una poderosa y rica casa y de noble cuna, pero marcado por el destino: nació enano y deforme y su madre murió en el parto, pero está dotado de una mente prodigiosa que suple sus defectos físicos. De moral muy ambigua, Tyrion es sin duda uno de los mejores personajes de la serie, es imposible no empatizar con él. Su acompañante es Shae, su prostituta. La ilustración se sitúa en algún punto del segundo libro. En este caso en concreto he querido darle a la composición una carga simbólica:
Tyrion se siente aplastado por las preocupaciones que conciernen a su familia, simbolizada por el león rampante que brilla sobre su cabeza, y agobiado, observa la copa de vino (que hace referencia a la sangre) que está a punto de derramar, mientras su prostituta vive completamente ajena a sus asuntos. Todo ello envuelto en los colores Lannister: rojo y oro.
Quizás debería haber exagerado la deformidad y lo grotesco de Tyrion, y lo haría más enano, pero cuando me dí cuenta era tarde. Si lo volviera a dibujar, lo rediseñaría seguro. Ya está hecho.

La segunda trata del estereotipo de héroe hecho a sí mismo y nacido en desgracia, Jon Nieve, el hijo ilegítimo del Señor de Invernalia, el Reino del Norte, acompañado de su lobo huargo albino, Fantasma. Es uno de los personajes con una moral más noble, por decirlo así. Teniendo en cuenta algunos detalles de la ilustración, la acción estaría situada al final del tercer libro.

Saludos y espero que os gusten!



These are two paintings inspired by the novels A Song of Ice and Fire by George R.R. Martin. The characters are Jon Snow and Ghost, Tyrion Lannister and Shae. Hope you enjoy it!